Finanzas

Crédito por el móvil

Depositphotos_33445377_m

La compañía israelí Acells ha presentado un prototipo de teléfono móvil que, entre otras cosas, puede funcionar como tarjeta de crédito. Gracias a una tecnología de reconocimiento y con el uso de centrales especiales, el móvil puede fungir como dinero de plástico

El uso del móvil se extendería a todos los trámites que requieren de reconocimiento: uso del cajero automático, boletos de avión, teatro o cine… Incluso es posible programar el dispositivo, según sus creadores, para sustituir las llaves de la casa.

Otra de las consecuencias de la ya prolongada fiebre del móvil y de la necesidad de crédito que se huele por doquier, este invento de Acells nos despierta algunas preguntas: ¿Y si me lo roban? ¿Y si lo pierdo? ¿Y si se le acaba la batería?

Finalmente, el problema de las tarjetas de crédito no es su peso o movilidad, sino lo que, a la larga, cuesta el uso del dinero plástico.