Euríbor

Se ha perdido una tercera parte del crédito al consumo

tarjeta citi oro

Cuando la reforma financiera lanzada por el gobierno de Mariano Rajoy ha puestos los reflectores sobre el sector inmobiliario, con el saneamiento de sus activos y el ajuste de los precios de la vivienda, el pariente feo de la financiación, los créditos para el consumo, no lo están pasando muy bien, reflejo como son de la situación que se vive de puertas adentro en cada casa y cada comercio.

Ya habíamos señalado que las hipotecas van perdiendo, gracias al Euribor, parte del peso que soportaban las familias, pero también descendió en más de un 40% el número de hipotecas concedidas entre 2011 y 2012.

Ahora ASNEF reporta que se ha perdido un tercio del número de los créditos al consumo desde el inicio de la crisis y hasta el 2011: un 33%.

El crédito para el consumo es el más asequible para las familias. Ofrece, según el caso, condiciones ventajosas para la compra de ítems específicos o la financiación de proyectos y actividades (reformas, vacaciones, estudios).

Las cifras son más crudas si se revisa la concesión de créditos para la compra de coche. Ahí, desde el inicio de la crisis, se ha perdido más de la mitad del volumen de créditos concedidos (56%).

El sector de la financiación al detalle no cree que este 2012 vaya a significar un repunte de las cifras, y que los resultados serán no inferiores, por la  misma tendencia de desinversión en crédito que el 2011.