Empresas

Industria alimentaria, por encima de la Crisis

Fast Food Industry

¿El sector alimentario será el sucesor del ladrillo como motor de la adolorida economía española? No es un planteamiento descabellado si se considera que a)la industria alimentaria supera al motor en lo que se refiere al volumen de exportación y b)sus beneficios han aumentado a pesar de la Crisis.

La industria española de alimentación y bebidas no sólo se ha librado de la Crisis, sino que se ha permitido un aumento en sus ingresos y en las exportaciones. Dos factores que le han permitido, a contrapelo de lo que viven otros sectores, generar empleo.

En el ejercicio anterior, la industria alimentaria española facturó 83.773 millones de euros, un ingreso que significa un incremento del 1,8% respecto al 2010. Además, las empresas del sector ofrecieron más puestos de trabajo , en un incremento del 0,4% . Actualmente, la industria alimentaria emplea a  446.300 personas.

Gracias a las exportaciones, que han compensado la caída de las ventas del consumo interno, las ventas de alimentación y bebidas han disfrutado de un notable aumento del orden del 12%. Se trata de cifras incluidas en el informe económico anual de la Federación Española de Alimentación y Bebidas (FIAB).

En concreto, se habla de una caída en el consumo de alimentos y bebidas en los hogares españoles del orden del 0,7% en términos de volumen, en una caída que profundiza y continúa la experimentada en el 2010. En los locales, esta caída ha sido más notable: un 3,09% en la hostelería y la restauración y un 2,9% en instituciones.

Su aumento en el volumen de las exportaciones, coloca a la industria de la alimentación por encima de la de automóvil en su facturación al exterior.