Guías prácticas

Pasos para crear una franquicia

crear una franquicia

El sistema de franquicias no es precisamente nuevo, pero, con la llegada de la crisis este tipo de modelo de negocios se han convertido en una buena forma de invertir en una empresa nueva minimizando los riesgos. Se puede recurrir a datos oficiales y a estadísticas, pero también se puede pasear por cualquier ciudad: el número de franquicias crece, casi a diario.

¿Has pensado en convertir tu negocio en una franquicia? Si tu empresa va bien y crees que puede funcionar en otras ciudades o países, franquiciar es una buena forma de expandirse minimizando los gastos.

Cómo se crea una franquicia 

  1. Conoce tu negocio. Tener muy claro qué es la empresa y qué es lo que la distingue de la competencia es el primer paso para tener una franquicia de éxito, de hecho, esto debe estar claro no solo para el franquiciador sino para cualquier posible emprendedor que estudie la posibilidad de abrir una sucursal de la franquicia.
  2. Define objetivos. Crecimiento, expansión del nombre de la empresa, más clientes, llegar a otros países… Los objetivos empresariales pueden ser muchos y muy variados, pero tener ciertas metas para la empresa puede ayudar a consolidar la empresa.
  3. Un manual de franquicia. Este es el medio porque el muchas personas conocerán la empresa. El manual es la clave para hacer que la empresa crezca y debe atraer y convencer a la vez, por ello, debe estar redactado de forma lógica y con atención a los detalles. Cuando la franquicia es internacional, es recomendable contar con servicios de traducción especializados para que el texto sea natural a todos los posibles lectores y en su idioma.
  4. La imagen. El éxito de una empresa está, en parte, definido por su imagen: el logo, el nombre, el aspecto del negocio… llaman la atención de los clientes tanto como los servicios y los precios bajos. Puede que a nivel local o para una pequeña empresa no sea tan importante, pero cuando llega el momento de expandirse hay que analizar si una nueva imagen será más atractiva.
  5. Inscripción en el Registro de Franquiciadores. Este paso es esencial para hacerlo todo “de forma legal”. Cada comunidad autónoma tiene un Registro de Franquiciadores  en el que hay que inscribir a la empresa para que se pueda convertir en franquicia.
  6. El trato con los franquiciados. Los franquiciados eligen en modelo de franquicia porque saben que este tipo de empresas ya tienen cierta publicidad y, porque además, en ellas se facilita formación, asesoramiento, materias primas… Un servicio de atención continuada, una red de proveedores e información o indicaciones sobre cómo seguir creciendo como empresa son buenas para los nuevos negocios, pero también para la marca en general.

Las franquicias son una buena idea de negocio, pero no solo para quieres quieren un negocio nuevo con ciertas garantías, sino también para aquellos que pretenden alcanzar los objetivos más altos en el mundo empresarial.

 

  • Santiago Guzmán

    La franquicia es, sin duda, todo un reto, pero a la vez, creo que sería entretenido tener una, o hay quienes van más allá, personas que de la nada tienen un concepto de, por ejemplo, restaurante, va bien, y lo convierten en franquicia. Inclusive, hay quienes en tiempo de crisis, ven la franquicia como una salida, ya que dependiendo de cual se adquiera, es una apuesta segura. Os dejo este artículo que he leído sobre ello >> bit.ly/1qMUMIa