Economía

Cosas que no funcionan: Protector solar y Curas del Acné

Depositphotos_1420792_m

La primera directiva de los cursos de economía para cuidar nuestro dinero es que no derrochemos y la segunda es que no hagamos el menor caso de lo que podríamos llamar (y se llama) “productos milagro”: aquellos que nos ofrecen darnos por nuestro dinero aquello que de ninguna manera es posibles. He aquí una selección de productos que no funcionan como su fabricantes prometen.

Protector solar. La verdad es que, antes que exponernos a una quemadura solar o (peor) a la posibilidad de cáncer de la piel, preferimos pagar un extra por el mejor protector solar del mercado. El que tenga un mayor SPF (y que, por ende, es más caro). Desgraciadamente, la mayoría de los protectores solares no sirve de mucho…  El SPF (o Factor de Protección Solar, según sus siglas en inglés) sólo indica el grado de protección contra las radiaciones UVA y UBE que el protector debería lograr, pero que no logra… Sólo hay dos componente que cubren el amplio rango de estas nocivas radiaciones: óxido de zinc y dióxido de titanio. Y para que sean efectivos, deben estar en una concentración de por lo menos el 18% del protector solar.

Curas para el acné. Lo sabemos: al acné, además de un serio problema de salud, puede ser todo una barrera que implica la muerte social. Sin embargo, no hay que dejarse llevar por la desesperación y gastar decenas de euros en productos que (en la mayoría de los casos) sólo pueden empeorar el problema. Buena parte de los tratamientos para el acné usan sustancias irritantes que sólo agravan la infección: evita los productos que contengan extractos de avellano, eucalipto, hinojo, jengibre, o ácido beta hidróxido, alcohol o clorhidrato de aluminio.

  • Remedios caseros para el acne

    el protector solar puede causar acne si es que no sabes su composicion y si esta puede afectarte