Economía

Corrupción y productividad

It is arrested at bribe reception

Uno de los temas estrella de las últimas semanas por desgracia y que seguramente vaya a desbancar en cuanto a preocupación a la crisis económica es la corrupción. Los casos de los supuestos papeles de Bárcenas, las últimas informaciones sobre los pagos del ministerio del interior del ejecutivo de Zapatero al socialista José Blanco, o la deuda que la formación madrileña de Izquierda Unida tiene contraída con el ministerio de Hacienda son algunos de los temas de conversación que mantenemos los españoles. Sobre este tema también ha comentado el empresario valenciano Juan Roig, dueño de la cadena de supermercados Mercadona ha afirmado durante la presentación de los resultados de la compañía que la condición sine qua non para salir de la crisis es que seamos más productivos, pero ha reconocido que la corrupción política que sufre nuestro país es una lacra para mejorar esa productividad.

Por lo que se refiere a los resultados de Mercadona, Juan Roig ha afirmado que en 2012, la popular cadena de supermercados cerró con unos beneficios del 7%, llegando a casi los 20.000 millones de euros en ventas y más de 500 millones de beneficios. A pesar de los números verdes, Roig ha reconocido que los beneficios han sido menores a los de 2011, año en el que Mercadona experimentó un beneficio del 19%. Finalmente, ha comentado que los planes de internacionalizar Mercadona van a esperar porque la prioridad para la compañía ahora mismo es conseguir bajar los precios de la cesta de la compra.