FinanzasVivienda

¿Convienen o no las hipotecas con carencia? (II)

Depositphotos_35259687_m

En un post anterior nos planteábamos el tema de las hipotecas con carencia. En pocas palabras, contratar una hipoteca con carencia implica pagar solo intereses durante un periodo pactado de tiempo, que puede ir de 6 meses a 5 años (este último plazo es excepcional). La cuota que se paga en ese tiempo es la mitad que la normal.

El punto es que cuando se contrata una hipoteca con carencia, en la mayoría de los casos se exige la contratación de otros productos del banco, como ser seguros.

En los resultados, esto hace que lo que se termina pagando mes a mes es casi igual a lo que se pagaría sin la carencia, debido a los productos adicionales que la institución obliga a contratar.

Por supuesto que esto no es así siempre, pero es lo más frecuente. En algunos casos, no exigen tantos adicionales, pero en general es el caso de personas con un perfil financiero realmente bueno.