Empresas

Confía en tu colaborador…

 En el mundo empresarial, hay ciertos valores que deben ser practicados por cada miembro del equipo que conforma “la empresa”, empezando por los líderes. Uno de éstos es la confianza, olvidada constantemente en el “día a día” laboral.

Ahora, la confianza en sí esta (o debiera estar) ligada al concepto de delegación, mismo que ha sido mal aplicado por gerentes y directores, guardando para sí en el fondo la idea que los colaboradores no podrán realizar nada bien sino está él.

Esto podríamos compararlo con nuestro desarrollo de la etapa de niños a la de adultos. Por ejemplo, cuando empezamos a tomar clases de conducción, probablemente nuestros padres tenían cierto recelo que pudiéramos tomar el coche familiar… Sin embargo, tomando ciertas precauciones (como el hecho de haber obtenido permiso de conducir) y ciertos riesgos (permitirnos utilizar el coche para ir cerca), nuestros padres fueron desarrollando una relación de confianza hacia nosotros, la cual ambas partes deben cultivar.

Lo mismo sucede en el ámbito empresarial. Un subordinado probablemente nos ve como alguien un tanto intimidante si estamos en posición de autoridad, pero él mismo irá desarrollando ciertas destrezas y habilidades conforme le motivemos, en base a la confianza, a realizar ciertas funciones que nos quitarán un poco la presión del trabajo, y en donde tendremos la oportunidad de evaluar su desempeño. ;) 

Fuente: GestioPolis    |   Imagen: Buen Vivir