Vivienda

Condenada una promotora a devolver 36.000 euros a un comprador que no consiguió la hipoteca

Condenada a devolver 36.000 euros a un comprador que no consiguió la hipoteca

Un juzgado de Logroño falla en favor del comprador y condena a una promotora a pagar 36.000 euros que depositó a cuenta previamente a la entrega del piso.

El comprador no logró la hipoteca de 296.000 euros debido a los cambios derivados de la crisis en la concesión de hipotecas,  hecho que supone causa legal para la resolución del contrato de compraventa.

La sentencia desestima la demanda que interpuso la constructora Levalta SA contra el comprador y deberá entregar el dinero que depositó más los intereses legales.

En octubre de 2006 el comprador firmó un contrato de compraventa por una vivienda con parking y trastero en Logroño cuyo precio era 310.633 euros más el IVA correspondiente

Comprador y constructora pactaron el pago adelantado de 6.018 euros antes de la firma del contrato, 13.282 euros en el momento de la firma del mismo y 14.400 euros en 24 cuotas de 600 euros. Dichas cuotas empezarían a abonarse a partir de diciembre de 2005.

También se acordó que a la finalización de la obra abonaría 28.431 euros y los 248.530 euros restantes subrogándose a la hipoteca que la constructora tenía con Caja Madrid.

Levalta SA demandó al comprador cuando el comprador no atendía las llamadas telefónicas y no se presentó a la firma notarial fijada para mayo de 2009.

Según la sentencia los contratos de compraventa de viviendas son de “mera adhesión”, puesto que no han sido negociados entre las partes y son “redactados unilateralmente” por las constructoras, que suelen incluir con “frecuencia” algunas cláusulas “claramente abusivas”.

Cuando el comprador acudió a Caja Madrid a solicitar la subrogación de la hipoteca la entidad se la denegó aunque el contrato establecía que la constructora le facilitaría la hipoteca para pagar el capital restante.

El tribunal considera que esto constituye “un palmario incumplimiento de una obligación esencial del contrato”.

Se tiene en cuenta que desde hace un par de años la concesión de hipotecas se ha reducido de manera drástica debido a la crisis financiera de España lo que supone la concurrencia de una serie de circunstancias extraordinarias e imprevisibles.

Además la sentencia recoge el incumplimiento por parte del constructor ya que hubo retraso de más de un mes en la entrega de las viviendas.

  • Estibaliz

    O sea: que le venden un piso, le prometen que através de ellos se le concederá una hipoteca y se le cobra un adelanto. Luego no le consiguen la hipoteca, pero tampoco le devuelven el dinero. Y eso que imponen ellos las condiciones de compra-venta del inmueble. Supongo que debieron pensar que, ya que ellos ponían las reglas, también podían cambiarlas cuando quisieran.