Finanzas

Cómo superar las cuesta de enero

¿Qué tan empinada es? Depende de cuánto hayas gastado en los festejos navideños y de las subas en los servicios (gas, luz, teléfono, agua…). No hay nada que se pueda hacer ya contra esos dos factores, pero si estás a tiempo de encaminar tus finanzas para el esto del año.

1. Elimina gastos pasivos

Las revistas y diarios que no se leen (o se pueden visitar por Internet), el cable que no miras, la comida fuera, la tarjeta de crédito olvidada (y que suma gastos de mantenimiento)… Todos los gastos innecesarios deben ser cortados ya.

2. Limita el uso de los sevicios

Siempre hay maneras de ahorrar en el uso del gas, la energía eléctrica, el combustibles y el teléfono. Cambiar la línea fija por un móvil o contratar un bono que limite las llamadas, apagar luces, limitar el uso de la calefacción, reducir el tiempo de la ducha. Todo pequeño esfuerzo, a la larga, rinde buenos frutos.

3. Cuidado con las rebajas

Las rebajas de fin de temporada no son tanto una oportunidad de ahorrar como una tentación para endeudarse. Compra sólo lo que necesites (la ropa de fin de estación tiene una muy corta vida útil), y evita el uso de la tarjeta.

4. Haz un presupuesto hasta marzo

La cuesta de enero, en realidad, debería ser la cuesta del primer trimestre, pues el endeudamiento y las subas se mantienen durante los primeros meses del año. Un presupuesto global, que contemple gastos fijos e imprevistos, es la solución para llegar con las finanzas sanas a la mitad del año.

5. La unidad hace la fuerza

Así como es necesario un presupuesto detallado, también lo es una suma de ingresos. Nadie, dentro de la casa, está excluido de participar, así la suma que aporte sea mínima. Todo hogar es, en el fondo, una empresa, y a cada cual le corresponde arrimar el hombro

Fuente | Actibva

Imagen | Banco de Imágenes