Economía

Cómo rentabilizar tus ahorros: Cuentas remuneradas

Good investment

Si eres un ahorrador, sin grandes pretensiones financieras, pero quieres que tus ingresos crezcan a un ritmo constante, aprovechando la pulsación de los mercados, debes aprovechar las oportunidades que te ofrecen los valores más seguros, de rendimiento modesto pero constante. Invertir en las herramientas más conservadoras para obtener rendimientos para tus ahorros por encima de la inflación es un movimiento digno del mejor máster de economía.

¿Dónde puedes colocar tu patrimonio para obtener rentabilidad sin riesgo y sin esfuerzo?

La mejor opción en este momento para un pequeño inversor son las cuentas remuneradas o cuentas de alta remuneración.

A diferencia de las cuentas corrientes, las cuentas remuneradas ofrecen rendimientos por el capital depositada en ellas. En este momento, la oferta promedio ofrece intereses de un orden superior al 2%.

Las ventajas de las cuentas remuneradas es su rendimiento sin requiebros, y que a diferencia de otros productos se puede disponer del capital colocado  con total liquidez en el momento en que se requiera, sin que por ello el ahorrador deba pagar penalizaciones ni comisiones.

En comparación con una cuenta corriente tradicional, las cuentas remuneradas producen hasta un 1,5% más en intereses, además de que a su contratación se reciben interesantes prestaciones: por ejemplo, la devolución de un porcentaje de los recibos domiciliados, que puede llegar hasta el 5% de su importe.

En este momento, una de las cuentas remuneradas con mejor rendimiento es la de INGDirect, que ofrece un 3,3% TAE en sus primeros cuatro meses, y un 1,5% durante el resto de la vida de la cuenta, sin comisiones ni condiciones o productos asociados.