Finanzas

Cómo renegociar tu hipoteca con el banco

El euribor, índice de referencia hipotecario, sigue subiendo

En Crédito y Préstamo hemos encontrado una valiosa guía para afrontar la delicada negociación con el banco cuando se ha caído (o se está por caer) en una situación de impago hipotecario.

1. No caigas en el impago
Incluso el adeudo de una mensualidad vencida puede hacernos caer en las listas  del Asnef y otros ficheros de morosos, y no sólo se nos negará cualquier forma de crédito: además somos objeto de una ejecución hipotecaria. Ante cualquier signo de debilidad económica, hay que renegociar.

2. No le temas al banco
La institución  financiera no quiere más propiedades, sino recuperar su inversión. En la mesa de negociaciones, el banco suele ser flexible antes de caer en la ejecución. El problema: hay que estar alerta con las letras chicas y las cláusulas disfrazadas de concesiones. En este momento, además, con las bajadas del euribor y de las tasas, es posible conseguir un arreglo provechoso incluso en las situaciones más desesperadas.

3. Cuidado con la tasación
El mercado está abatido, y los tasadores dan a las casas precios hasta un 40% inferiores a los del 2008. Cada banco trabaja con sus tasadores, pero hay que intentar que sea aceptada la tasación homologada del banco de España, que favorece al cliente. Las tasaciones sólo tienen una duración de 3 meses, y van a la baja.

4. Un cliente antes que un moroso
Hay que acudir a la negociación con la certeza de que el banco no quiere otro moroso más, sino un cliente al que cobrar intereses.