Empresas

Cómo redactar un mensaje publicitario: encabezado y formato

Colorful alphabet with letters torn from newspapers

Con la llegada de las redes sociales y las facilidades que nos brinda la web, los canales están más abiertos que nunca para realizar tareas de promoción. Y es cada más común que personas que no han recibido una capacitación adecuada se vean obligadas a escribir mensajes que promueven marcas, productos o servicios. Para esos casos, y que no nos llene el pánico, es que dejamos aquí una serie de sencillas directrices para la redacción de mensajes publicitarios para ser publicados en la red, sea en una página de Facebook, en un blog o una página corporativa.

Se trata de las directrices que se enseñan en los cursos de publicidad.

1. Encabezado. Si te va a tomar diez horas escribir el mensaje, nueve de ellas deben dedicarse a la elaboración del encabezado. Es la parte más importante de tu mensaje: una síntesis del mensaje y de las acciones que quieres que el lector realice. Debe mover a la acción: la compra, el uso, el conocimiento… La mejor manera de logralo: a través de una pregunta cuya respuesta debe ser sí.

Por ejemplo: ¿Cansado de las caídas de su proveedor de Internet?

2. Color e imagen. Las facilidades que nos permiten las tipografías en colores, gruesos y tamaños diferentes deben estar en tu mensaje, pues de ese modo captas la atención, destacas contenido que se puede leer a vuelo de pájaro (el cliente nunca tiene tiempo para leerlo todo) y creas focos de atención que te ganan la lectura por encima de los de la competencia.

Lo mismo vale para las imágenes: nunca realices un mensaje publicitario sin esa carnada que son las imágenes.