Economía

Cómo pagar menos alquiler

Calendar mark  with Pay rent

Si consideras que tu alquiler es muy alto, pero una hipoteca y una mudanza están fuera de tus posibilidades, hay una tercera opción: negocia una rebaja de tu alquiler.

Esto es lo que debes hacer.

1. No esperes al vencimiento de tu contrato. Solicita cualquier rebaja antes de la renegociación de tu alquiler.

2. Estudia el contrato. Conoce tus derechos y obligaciones, así como el índice con el que elaboró el contrato y se fijó el alquiler, y si existen clausulas que impiden solicitar una rebaja.

3. Conoce la zona. Investiga el precio de los alquileres en la zona donde vives. Si encuentras pisos de las mismas características que el tuyo, pero a un precio más bajo, ya tienes un punto a tu favor: muéstralas a tu casero.

4. Ley de la oferta y la demanda. Averigua con que rapidez se alquilan las viviendas vacías en tu zona. Si hay gran demanda, lo tienes crudo. Si no, es probable que tu caser prefiera perder ingresos a tener el piso vacío durante meses.

5. El perfil de tu casero. ¿Es alguien con un solo piso o con todo un conjunto? ¿El alquiler de tu piso le sirve para pagar su hipoteca o como ingreso único? ¿Todos sus pisos están alquilados o pasa por una situación económica delicada? Aprovecha sus puntos flacos al pedir una rebaja.

6. Ten un as bajo la manga. Puedes llegar con los datos de un piso disponible, a donde te mudarías en el caso de que no llegue a un acuerdo.

7. Negocia en el piso. Cítalo en tu casa, y que la negociación transcurra mientras le es evidente que has conservado el piso en buenas condiciones, y que eres un buen inquilino.