Euríbor

CÓMO MEJORAR LAS CONDICIONES DE SU HIPOTECA

Puede que usted adquiriese su hipoteca con unas condiciones que, en su día, eran las más favorables para su bolsillo y que hoy, tras las fluctuaciones del euribor, no sean las más apropiadas; o tal vez, en esta avalancha de ofertas hipotecarias, haya observado alguna otra que se ajuste mejor a sus necesidades.

Ante esta situación tiene la opción de renegociar las condiciones de su préstamo con su entidad bancaria o de trasladar su hipoteca a otra entidad.

->Si opta por renegociar, estaríamos hablando de llevar a cabo una novación que puede iniciar remitiendo un documento escrito a su banco en el figuren sus datos personales, las condiciones de su actual hipoteca: importe, fecha de formalización y de vencimiento, tipo de interés que le aplican, TAE (Tasa Anual Equivalente), cuota y periodicidad de la misma, así como especificar las condiciones y tipo de interés que desearía conseguir.

Debe tener en cuenta que la novación ocasiona unos gastos que varían dependiendo de la entidad bancaria y el momento en que se encuentre.

->Por otro lado, si opta por cambiar de entidad, tendría que realizar una subrogación. Ante esta situación debe realizar un estudio minucioso de las diferentes hipotecas que ofrece el mercado, sin olvidar leer la letra pequeña, para escoger la que mejor se adecue a sus circunstancias y evitar sorpresas futuras.

Antes de comunicar oficialmente la decisión de cambio ante su banco, solicite a la nueva entidad un documento escrito que confirme la concesión del nuevo préstamo. A partir de aquí, será la nueva entidad quien se ocupe del trámite de documentos necesario para la subrogación.

Esta operación sólo permite variar los tipos de interés y el plazo; importe, capital pendiente de amortización y demás condiciones no pueden ser modificadas.

En este caso debe tener en cuenta de nuevo que, hasta que no se apruebe la nueva ley hipotecaria que establece la gratuidad de la subrogación, ésta sigue teniendo sus costes añadidos: tarifas o comisiones por cancelación (a la anterior entidad) y/o comisiones de subrogación (a la nueva entidad).

  Mar Criado

Etiquetas: