Empresas

Cómo mantener tu motivación

Depositphotos_6145991_m

La motivación es una de las actitudes más difíciles de mantener, en virtud de que por cada objetivo que deseamos alcanzar, hay un obstáculo que nos frena. Si debemos llegar a un deadline a tiempo, se nos puede atravesar una fiesta… o una crítica sobre tu capacidad laboral. Si sientes que nada de lo que haces tiene sentido, y el trabajo es un sufrimiento, tal vez ha llegado el momento de recargar tu motivación. He aquí una guía para mantenerte en lo más alto.

No te centres en la aceptación social. A pesar de lo que sigamos, el ser aceptados es parte esencial de nuestra productividad, y si sentimos algún tipo de crítica o rechazo, inmediatamente caemos en el mantra “para que esforzarse si a nadie le importa”. Hay que sacar ese pensamiento de la ecuación.

Come bien. Es un hecho que la falta de glucosa en el organismo nos hace más indolentes y procrastinadores. No hay que dejarse llevar por las prisa, y hay que dar al cuerpo lo que el cuerpo demanda.

Toma una decisión a la vez. Intentar decidir sobre muchas materias y opciones al mismo tiempo sólo te lleva a dejar exhausto a tu cerebro. Centra tu atención y capacidades en un problema a la vez.

No dejes nada pendiente. Peleas, discusiones, desencuentros, deudas… Todo lo que incide sobre nuestra vida laboral también tiene peso en nuestra vida profesional. Atiende todos los posibles factores que desvíen tus labores productivas antes de entrar en ella, o no tendrás la cabeza en ellas.