Empresas

Cómo hablar ante inversores

Contractor and investor meeting

Uno de los mayores retos para un emprendedor es conseguir financiamiento. Y uno de los grandes problemas de esa necesidad es que la mayor parte de las veces la posibilidad de ese financiamiento se decide en los elevator pitch.

Si hay algo que particularmente no se le da bien a los emprendedores es la oratoria. En particular cuando se trata de defender sus ideas y proyectos. El elevator pith es un reunión en la que la capacidad expresiva del emprendedor puede ser la llave para que acceda a la financiación que necesita… O el argumento que hará que los inversores le den la espalda.

¿Cómo se afronta un elevator pitch con eficacia?

La importancia de la expresión en público es algo que no se ha valorado en toda su verdadera necesidad entre los emprendedores españoles. No importa la relevancia de sus proyectos, la viabilidad de sus empresas o la inmediatez de su retorno económico: si sus proyectos no se venden con la necesaria elocuencia, todo se quedará en una reunión entre desconocidos.

A diferencia de lo que dicen los cursos de administración, la capacidad para venderse a uno mismo es un valor al alza, y es necesario cultivar la oratoria y la elocuencia para trasmitir la importancia de las propias ideas.

El principal problema de un emprendedor en un elevator pitch es que, antes de convencer, el ponentes esta más interesado en venderse a sí mismo, en demostrar lo que sabe y lo que vale, y se separa de lo que realmente importa en su discurso: su proyecto y cómo afecta positivamebte a los que se sumen a él.

De manera que el emprendedor debe centrarse en trasmitir de la manera más sencilla posible su idea, su empresa, y los efectos económicos positivos que tendrá para los inversores.