Finanzas

¿Cómo funciona la dación en pago tras la reforma fiscal?

dación en pago

Muchos estamos hablando estos días de la reforma fiscal que anunció el ministro Montoro hace nada. Son muchas las medidas que se incluyen y todavía no forman parte del saber común. Muchas de ellas tendrán sentido cuando se apliquen en la declaración de la renta, pero para eso aún queda. Sin embargo, una de las que más ha llamado la atención es precisamente la que tiene que ver con la modificación de la tributación por dación en pago, la cual se consideraba una necesidad de derecho. Hoy te explicamos cómo queda ahora la norma, en cuanto entre en vigor la reforma fiscal.

Hasta ahora, antes de que se aprobase la reforma fiscal, aún cuando un ciudadano perdía su casa al aceptar con el banco una dación en pago, debía tributar por la plusvalía de ésta en el impuesto del IRPF. Esto resultaba a todas luces un verdadero absurdo ya que hay que tener en cuenta que hablamos de personas que por la crisis no podían seguir pagando la hipoteca y que han perdido su casa y su inversión. Es por ello, y por los muchos casos que se han dado, además de los movimientos sociales en pro de esa normativa que se ha hecho el cambio.

Pero ¿cómo funcionará todo cuando la norma esté activa? Pues es sencillo. El contribuyente ya no tendrá que pagar en ningún caso esa plusvalía, sin tener que cumplir condiciones relativas al umbral de exclusión social que era lo único que antes del cambio de normativa podría salvarnos del pago en el IRPF. Así si por ejemplo la hipoteca era de 120.000 euros, y el valor de la casa 100.000, y ya habíamos abonado 110.000 euros, no tendremos que tributar por esos 10.000 de extra del valor de la propiedad. Parece muy lógico, pero de momento estaba todo al revés.