Empresas

Cómo evitar que tu email te quite productividad (II): Organiza y ve a futuro

Depositphotos_5025612_m

Seguimos con recomendaciones para que tomes control sobre ti correo electrónico, y evites que sea tu mail quien domine tu rutina de trabajo.

6. Organiza tus mensajes. En la vida real, cartas, memos y telegramas se pueden acumalar sin orden sobre tu escritorio, y hallar uno en concreto es una odisea que puede llevarte años. Con el correo electrónico eso no tiene razón de ser: en una carpeta puede acumular cientos y años de mensajes, y si cada vez que recibes un mensaje, te tomas el tiempo de etiquetarlo (Trabajo, Casa, Persona, Ventas… por poner algunos ejemplos), recuperarlo será muy sencillo.

7. Crea una dirección a prueba del tiempo. Cualquiera que haya cambiado de dirección primaria de correo electrónico sabe el incordio que es transferir mensajes, agenda, libreta de direcciones… de un servidor a otro. Para evitar ese trabajo, desde el principio, crea una dirección que pase la prueba del tiempo.

Esto es:

Elige un servidor consolidado, que se mantenga (¿gmail))

Usa tu nombre como indentificador por defecto (nada de apodos y nicks de lo que la madurez te haga arrepentirte)

Si tu nombre ya está tomado, evita usar las sugerencias del cliente de correo, especialmente si incluyen el año