Finanzas

Cómo evitar que te defrauden con tu tarjeta de crédito

Cartoon thief

Hay una verdad que no se puede pasar por alto: las tarjetas de crédito suponen un riesgo, pero son muy populares por su conveniencia. Lo que nos lleva a otra verdad: si no quieres estar en riesgo de perder dinero con una tarjeta de crédito, no deberías usar una.

Si te decides a usarla, o no te queda otro remedio, es vital que apliques métodos para que tu dinero no se vaya por el drenaje. Y el primer enemigo que debes vencer es, irónicamente, a tu banco. Al usar tu tarjeta de crédito, debes hacerlo de manera que generes el mínimo interés posible sobre el dinero del que dispones.

Hay una regla básica para que esto ocurra: se puntual y lee la letra chica.

El primer paso para evitar pagar comisiones e intereses es que conozcas a fondo tus derechos como usuario de una tarjeta, y las prestaciones gratuitas para tu protección que tu tarjeta te ofrece: alertas SMS en caso de cargos elevados, chips de seguridad, números de atención 24/7…

Es muy importante que te familiarices con los cargos que tu tarjeta te hace por cometer pequeños errores, como extraer dinero de una red de cajeros equivocada, caer en un descubierto o atrasarte un par de días con tu pago.

Todo suma en tu contra.