Empresas

Cómo dejar el lado oscuro de la productividad

Depositphotos_6255157_m

Así es: la obsesión por la productividad puede devorar y estropear tu vida personal. ¿Cómo puedes evitar que trabajar tanto y todo el tiempo acabe con los otros espacios de tu vida?

La solución es relativamente sencilla: toma un respiro de la productividad.

1. Examina tu definición de productividad. Leer acompañado de un café durante dos horas es más productivo que estar ante la pantalla de tu ordenador durante dos horas. Cuidar de los niños es lo más productivo que puedes hacer. La productividad no se mide por ingreso inmediatos ni en metálico.

2. Planea tiempo fuera. Si de verdad estás organizado, podrás tomarte una tarde, un fin de semana, una semana…

3. Encuentra actividades de ocio. La mayor parte de las veces trabajamos hasta desfallecer por que no tenemos otra cosa que hacer.

4. Desconecta. A veces ni un mar de por medio bastan para dejar atrás los deberes del trabajo. Esfuérzate en ello. Todas las herramientas necesitas reposo. Y tu mente por encima de todas ellas.