Economía

Cómo ahorrar en calefacción y aire acondicionado

Colorfull diagram with heating system

Uno de los gastos más ominosos del hogar es el de la factura de la energía eléctrica, y no hay nada que nos haga gasta más energía que mantener una agradable temperatura en el hogar. Sin embargo, es un pago que se puede reducir siempre que se mantengan una serie de sencillas estrategias. He aquí algunas medidas para ahorrar en la gasto de calefacción y aire acondicionado.

Hacer un uso inteligente de la calefacción. Mantener la casa fresca o cálida es un consumo que absorbe al año el 41% del gasto en la factura eléctrica. Lo ideal es tener una temperatura interior de 19°C a 21°C, durante todo el año, y tener los radiadores bien descubiertos, para que el calor circule mejor. Una inversión en un termostato eléctrico no sólo es lo necesario, pues permite un ahorra que llega hasta un 18%. Cada grado de temperatura extra implica un gasto del 7% más.

15°C en los ventiladores y aires acondicionados. Si tienes ventiladores, regula que funcionen a una temperatura de 15°C Hay que tener el aparato acorde a las necesidades del ambiente. Limpia los filtros del aire acondicionado en funcionamiento por lo menos una vez cada 15 días.

Aislamiento de la casa. Una medida eficaz para aprovechar de forma más intensa el gasto en calefacción y aires acondicionados, es que la casa se encuentre perfectamente sellada. Hay que recorrer todos los recovecos con silicona y masilla en mano: cualquier entrada o salida de aire significa gasto en electricidad.