Vivienda

Cláusulas abusivas

stop abuse road sign illustration design

No son pocas las veces que vemos contactos de todo tipo, con cláusulas claramente abusivas. Obviamente que la ley protege a quienes han firmado algo que es inválido, justamente por ser abusivo. Los ejemplos nos sobran, pero hace poco me comentaban de uno de los ejemplos más frecuentes en nuestro rubro  y vale la pena comentarlo por si alguien se encuentra en esa situación.

Hay bancos que cuando se firma la hipoteca incluyen una cláusula que impide al hipotecado, por llamarlo de alguna forma y ser claros, arrendar el bien. Más claro: compramos un piso mediante una hipoteca pero por contrato no lo podemos alquilar. Es algo que es claramente abusivo y la jurisprudencia en nuestro país así lo avala.

En una sentencia del Tribunal Supremo de 16 de noviembre de 2009 se establece que el acreedor hipotecante (en casi todos los casos una entidad financiera) no puede imponer la prohibición de alquilar al hipotecado. De hecho establece esa sentencia a texto expreso que esa cláusula no es ni válida ni inscribible, por ser claramente abusiva.

Cuando una persona se encuentra en un caso así tiene que consultar inmediatamente a un profesional en la materia  y las cosas se resuelven con relativa simplicidad. Destaco lo que relativa porque todo lo que involucra la justicia en nuestro país, es como mínimo, muy lento.

Este caso, el de la prohibición de arrendar, es solo un ejemplo, pero de cláusulas abusivas los ejemplos son muchos más. Su usted cree que es su caso, pues simplemente consulte inmediatamente.