Vivienda

Todo lo que hay que saber sobre la cláusula suelo

claúsula suelo

Las hipotecas, y todo lo que gira a su alrededor, parecen haberse convertido en uno de los puntos fuertes de la falta de entendimiento entre Gobierno y pueblo. No se puede negar que desde el Ejecutivo se aprueban leyes que pretenden calmar los ánimos de los afectados por una hipoteca, pero cada vez son menos los que ven en las soluciones dadas la respuesta a las peticiones de quienes han visto perdida su casa, o de quienes la verán en breve.

La luz de la esperanza la han lanzado, sin embargo, los jueces, en concreto el Juzgado de lo Mercantil de Murcia, que ha considerado nula la cláusula suelo presente en muchas hipotecas, sobre todo en aquellas firmadas en los últimos años de “bonanza” y en los primeros de la crisis.

¿Qué es la cláusula suelo?

Las hipotecas, tradicionalmente, se firmaban con una condición de revisión anual de la hipoteca, de forma que el precio de esta podía subir o bajar en función de la situación del mercado y del Euríbor. En los primeros años de bonanza, muchas entidades bancarias sabían que las hipotecas empezarían a bajar en breve y, por ello, introdujeron una cláusula hipotecaria por la que el hipotecado pagaba un interés mínimo, que podía ser superior al Euríbor, de forma que no se beneficiaba de una posible bajada en el precio de la hipoteca.

¿Es posible eliminar la cláusula suelo?

Una vez revisadas las condiciones en las que se firmaron las hipotecas de claúsula suelo, es posible eliminar este interés, que puede suponer hasta 130€ mensuales, siempre que se demuestre que el cliente de una hipoteca no fue debidamente informado de qué implica una cláusula de suelo, o que el en contrato de la hipoteca no se incluya una cláusula de techo.

Además, las hipotecas firmadas en la actualidad, no pueden incluir cláusula suelo.

¿Qué aspectos de las hipotecas crees que se deberían modificar con más rapidez?

  • Eduardo Jimenez

    Las condiciones económicas y de compra de suelos en España no son comparables ahora con las de la época de la bonanza. La cláusula de suelo parece ayudar a disminuir la cantidad de pagos que tiene una persona que se hipoteca y que poco a poco ha dejado de ir pagando debido a la crisis. El temor a ser desahuciado crece entre aquellos que están en peores condiciones económicas, por lo que una ayuda, al menos aparente, siempre será bien recibida.