Finanzas

China se desacelera… y el mundo tiembla (I)

China Country Set of Banners

En boca de todos los ministros económicos, empresarios y gurues hay una palabra que se repite como un mantra, como la luz al final de túnel, como el ejemplo a seguir y como ese cliente goloso que se relame mientras mira nuestros escaparates: China.


El Gigante Asiático,
como se le suele llamar, es el Nirvana del comercio exterior. Sus intensas necesidades de alimento y combustible, sus faraónicas reservas, su impresionante ritmo de crecimiento, su capacidad maquiladora… En los dos años y medio de vida de la crisis, China ha despuntado como rival imbatible (“el máximo consumidor de energía, el cuarto importador a nivel mundial, el primer importador de soja y el primer productor automotriz“) que lo mismo impone precios que hace acuerdos comerciales que salvan lo insalvable.

Hasta ahora.

Los analistas creen que China comenzará una seria reestructuración de su economía en aras de evitar “un sobrecalentamiento”, y que su PIB no rebasará el 10% en los próximos meses
. Los primeros síntomas ya son visibles: “La producción manufacturera en julio se situó en su nivel más bajo en 17 meses, la importación de materias primas como petróleo, cobre y hierro se ha debilitado y la burbuja inmobiliaria sigue adelante con un aumento de un 40% de los precios en 36 grandes ciudades entre enero 2009 y mayo de este año“.

Continúa…

Fuente: BBC