Vivienda

Caseros cada días más temerosos

Realtors deal

Los caseros tienen cada día más miedo que les ocurra lo peor: el inquilino deja de pagar. El problema es que si no se resuelve en forma amistosa y se hace necesario recurrir a la justicia, los costos de hacerlo son muy elevados y el tiempo que insume llegar a recuperar el piso sigue siendo muy prolongado. El 70 % de los caseros teme que les ocurra esto en algún momento, por lo que toman medidas para minimizar esta posibilidad.

La contratación de seguros es una opción, pero obviamente tiene sus costos. En muchos casos es recomendable hacerlo, pero es claro que aún no existe una cultura generalizada en nuestro país en ese sentido.

Lo que suelen hacer es buscar los inquilinos menos riesgosos. Cada vez son más exigentes con las garantías de solvencia, lo que puede ser un problema serio para muchos potenciales inquilinos.

El inquilino ideal, el que representa menores posibilidades de dar problemas, tiene un empleo estable, con contrato y al menos un año en el mismo. Este inquilino no tiene un solo antecedente de  morosidad y el pago del alquiler le implicará un porcentaje menor al 45 % de sus ingresos. En lo personal considero esa cifra demasiado elevada  y un porcentaje superior al 30 % me parece arriesgado.

Cuando se plantean conflictos, en la mayoría de los casos se resuelven en forma directa y por lo general en plazos breves, que no suelen pasar de los 2 o 3 meses. Cuando es necesario recurrir a la justicia, hay que pensar en un mínimo de 7 meses.