Economía

Cae la Bolsa: operaciones en corto

Depositphotos_7334003_m

Cuando los mercados caen, los cursos de economía recomiendan abandonar las posiciones y mantenerse al margen. La lógica es que si los mercados caen (como han venido cayendo, acumulando pérdidas de un 20 por ciento en los 10 meses que lleva este 2012), los inversores pierden. Pensar de este modo es renunciar a las otras lógicas de los mercados, un hilo de pensamiento que puede llevarnos a ganar cuando los mercados están bajistas…

Cuando los mercados se encuentran a la baja, hay varias maneras de actuar sin salir de los mercados: se puede, por ejemplo, invertir en valores refugio (el oro, el franco suizo…), apostar por depósitos o cuentas remuneradas, con una rentabilidad limitada, pero un riesgo mínimo.

O se pueden hacer compras en corto. Las estadísticas sobre la inversión en bolsa en momentos bajistas son claras: cerca de un 85 por ciento de los inversores pierde… Y el 15 por ciento que gana lo hace a su costa. Esta minoría se aprovecha de los mecanismos que se han creado para obtener ganancias cuando los mercados arrojan pérdidas.

El más notable de estos recursos son las Ventas en Corto o Short Sales.

Las ventas en corto son más sencillas de lo que aparentan: se trata de pedir prestados títulos que se sabe que se van a depreciar, y vender estas acciones cuando se considera que su precio caerá, y una vez ocurrido, esto,  comprarlas nuevamente a un precio menor.

Si bien se trata de una estrategia de inversión seguida muy de cerca (y penada en algunas ocasiones por las autoridades bursátiles) tenemos evidencias de que esta práctica se suele llevar a cabo más a menudo de lo que se quiere admitir…