Empleo

El buzón del chivatazo, funciona

buzón del chivatazo

Hace un año, el Ministerio de Trabajo decidió ponerse a la tarea de reducir las estafas a la Seguridad Social relacionadas con el empleo, el método ideado fue un buzón en el que, los particulares o las empresas, de forma anónima podían denunciar casos en los que se sospechara que hubiera irregularidades en las contrataciones o en los pagos de impuestos de actividades del trabajo.

Según el Ministro Cristobal Montoro, el buzón es ya todo un éxito y, lo más importante, una valiosa herramienta para luchar contra las estafas laborales.

Más de 1000 expedientes

A raíz de las denuncias se han llevado a cabo algo más de 4.300 inspecciones de trabajo, motivadas, sobre todo, por las sospechas de irregularidades en las contrataciones, de estos registros se han obtenido casi 1.100 casos en los que la actuación de las empresas y los trabajadores ha motivado la apertura de un expediente para estudiar el caso más a fondo. Y, en términos de economía, ello ha supuesto un millón de euros para las arcas estatales en concepto de multa por irregularidades, y hasta que se resuelva cada caso.

Los empleos irregulares eran solo una de las preocupaciones del Estado, pero también las empresas ficticias montadas para reducir costes, minimizar pagos de impuestos o para blanquear dinero eran uno de los objetivos de la campaña. En solo un año se han encontrado más de 2.000 empresas fantasma.

Menos contratos fijos

Uno de los aspectos que más preocupa al Ministerio de Empleo es la drástica reducción del número de contratos de duración indeterminada, y el aumento de la temporalidad, en este sentido, uno de los objetivos del buzón del chivatazo es comprobar que el contrato fijo se consigue en las condiciones que marca la ley y que los empresarios no aprovechan la situación económica para mantener la temporalidad de los trabajadores incluso por encima de lo que marca la ley.