Finanzas

Brotes verdes: ¿se terminó la crisis?

crisis

Mientras las altas esferas de la economía celebran la aparición de brotes verdes (liquidez en los mercados interbancarios, recapitalización de la bancay menores diferenciales de riesgo – todos signos de que los bancos no van a quebrar), nosotros: ¿Debemos celebrar el fin de la crisis?

La verdad es que no. Por lo menos no antes del verano, cuando los datos sobre el consumo y la confianza en el economía reflejen el estado de nuestro bolsillo: las vacaciones son un lujo, pero demuestran nuestro seguridad en el futuro de nuestro empleo.
Y es que, a contracorriente de los que celebran una disminución en el índice de despidos (que ha pasado de 100.000 por mes al inicio de año a 30.000 hacia el segundo trimestre de este 2009), los analistas más rigurosos aseguran que antes del 2010 la cifra de parados en España llegará a los 5 millones de personas, más de un 20% de la población económicamente activa.

Las vacaciones de verano suelen ser un oasis para las cifras del Ministerio del Trabajo, debido a las contrataciones eventuales, pero algunos grandes almacenes (con el Corte Inglés a la cabeza) ya han anunciado que no tomarán personal por la temporada.

Las esperanzas de una pronta recuperación económica para las familias se desvanecen, a pesar del discurso oficial, si se atienden las cifras sobre el desempleo, y se constata que con los 4 millones de parados actuales, España ha contribuido con el 25% del desempleo generado en la Unión Europea.

Ha trascendido que hacia el segundo semestre de este año, el 49% de las empresas plantea drásticas disminuciones de plantilla.

El comercio tampoco lo tiene fácil: la temporada de rebajas se ha adelantado este año ante una caída del 8% en las ventas de los comercios minoristas.

Diversos analistas señalan la necesidad de un replanteo del sistema financiero, ante una planta productiva y social que no puede endeudarse más, y una banca que no suaviza ni un ápice sus políticas y contratos. Hoy en día es imposible conseguir un crédito sin pagar por el un diferencial alto, que ningún experto financiero remomendaría.

Entonces, ¿cuándo acabará la crisis? Algunos analistas creen que los efectos de la macroeconomia permanecen en la economía real un mínimo de 9 meses…