Economía

Blue chips: el refugio más seguro

Depositphotos_2419414_m

Se conoce como Blue Chips a las empresas que han mostrado un desarrollo sólido al mantenerse como líderes en su campo, lo que les permita ser valores estables, de poca volatibilidad, con un gran porcentaje de contratación y (lo más importante) subas moderadas y constantes en su cotización. Los blue chips son empresas ideales para estos tiempos revulsivos.

Las Blue Chips se consolidan como inversiones para capitalizar al medio o largo plazo, sin riesgos extravagantes ni sentirse sometidos al capricho de movimientos especuladores.

Dentro de selectivo español, hay un quinteto de Blue Chips bien diferenciado: Banco Santander, BBVA, Endesa, Iberdrola y Telefónica. Un grupo heterógeneo de empresas que incluye banca, energéticas y telecomunicaciones.

Las Blue Chips ofrecen la ventaja, además de su solidez financiera y el pago de dividendos, una oportunidad a muy bajo riesgo, de ser una oportunidad para crear una cartera de inversiones diversificada, que es sin duda la mejor herramienta del inversor primerizo.