Euríbor

El BCE no toca los tipos de interés

El BCE no toca los tipos de interes

Sin que sea una sorpresa para nadie, y bajo la estrategia del combate a la inflación, el Banco Central Europeo ha dejado intacto el valor del dinero en Europa.

El BCE no modifica la tasa interbancaria tras su reunión en Bruselas, y el interés al que los bancos acceden a capital queda fijo en un punto porcentual (1%). La razón para no tocar este valor es que, a juicio de la máxima autoridad bancaria europea, hay signos de estabilidad en la Unión, y es hora de centrarse más en controlar la inflación.

Mario Draghi, presidente del BCE, ha señalado que si bien hay signos de recuperación en el conjunto de las economías europeas, es importante centrarse en controlar la alarmante tendencia a la subida de los precios: “De cara al futuro, estamos firmemente comprometidos a mantener la estabilidad de precios en la zona del euro, en línea con nuestro mandato. Para ello, el continuo y firme anclaje de las expectativas de inflación -en línea con nuestro objetivo de mantener la inflación en tasas inferiores, aunque próximas, al 2% a medio plazo- es esencial”, ha expresado Draghi en el anunció del mantenimiento de las tasas.

¿Cuál es la principal secuela de este punto muerto en nuestro día a día? Se mantiene la tendencia bajista del Euribor.

Los analistas leen en esta decisión del BCE y en su mención a la inflación, que el organismo vuelve a su operación normal, y aunque es posible otra “barra libre” de liquidez, ya no inyectará más dinero en la economía, y deja en manos de cada gobierno el control de la inflación.