Finanzas

Baja la morosidad en junio, pero…

economy

La buena noticia, que ya hace levantar los brazos a los brookers en la Bolsa y suelta la lengua de los responsables de la economía (quienes a fuerza de hablar de tanto brote verde van a acabar convertidos en rumiantes), es que la morosidad bancaria bajó varios puntos en junio, lo que aparentemente evidenciaría una economía más saneada, bolsillos que se recomponen y un consumo a punto de dar el pitazo de largada…

Sin embargo, hay voces sensatas (de esas que nadie escucha o no quiere escuchar) que piden mesura, y una revisión más realista de las cifras, que no sólo se encandile por la desaceleración de la caída, sino por el contexto que genera la ilusión.

Y es que si bien en junio la morosidad bancaria bajó un 4,5% en relación al último mes, también es necesario mencionar que esta atenuación de las deudas impagadas es más fruto de una serie de renegociaciones de deuda que de una capacidad de saldarlas.

Refinanciaciones, canjes de deuda, reunificaciones, ampliaciones hipotecarias... Algunos de los recursos que la banca ha utilizado para convertir las deudas en crédito activo que genere intereses, pero que (según algunos analistas) volverán a convertirse en un dolor de cabeza cuando no pueden pagarse ni siquiera bajo sus nuevas condiciones.

Estos apocalípticos anuncian un aumento de la morosidad del 7 al 8% para finales del 2009.

¿Será? ¿O celebramos comiendo un plato de pastura?