Empresas

El imperio chino en España

Cloth shop

Una de las consecuencias directas de las Crisis es la emergencia del comercio chino dentro de las economías afectadas: desde los super hasta los CEO de las empresas. Es indiscutible que esta invasión que han sufrido Argentina, Brasil, Chile… va a dejar sus remanentes también en España. El País señala uno de los primeros avistamientos de este fenómeno con una entrevista a lo que llaman “El joven poder chino”: una entrevista con Maodong Chen, uno de los hombres al frete de la cadena de comida rápida Don Pin, con cerca de 4,800 establecimientos en toda España.

“Los españoles no pagan”

Chen es un tipo que destaca entre el conglomerado de los nuevos empresarios chinos. A sus 32 años, no tiene pelos en la lengua, y en seminarios de negocios suele soltar lindezas como “Los españoles no pagan, no los quiero en mi negocio. Me quedo con los chinos, que son serios”. Amen de que no desea la integración de las culturas: “No queremos que nuestros hijos se conviertan en señoritos españoles”. Y se dice que tiene claras las cosas que un chino puede vender en España: “Nunca un balón azulgrana con el escudo del Real Madrid”.

Trabajar como chinos

A pesar de sus observaciones sobre la naturaleza española, sus empleados son en más de un 60% españoles, y no ha tiene problemas en contactar a proveedores nacionales con clientes chinos.

Tiene claro lo que necesitan los españoles para salir de la Crisis: “Trabajar como chinos”. Una muestra de ello: el 55,9% de los nuevos autónomos son chinos.