Finanzas

Automatizar pagos no es tan buena idea

Payment terminal

El pago de servicios y productos automatizado (con cargo directo a tus cuentas bancarias) o su domicialización puede ser una buena idea por razones de comodidad, pero ya se sabe cuál es el precio del confort en nuestros tiempos: dinero y seguridad.

Por una parte, si automatizas pagos, puedes perder con mayor facilidad la cuenta de tus gastos y la procedencia de los cobros. Nada como los recibos físicos y la consciencia de cada pago para una buena contabilidad.

Segundo, la renovación automática de servicios (como el móvil o el cable) puede darte quebraderos de cabeza, pues de no estipular su cancelación adecuadamente, los cobros automáticos se seguirán realizando mes con mes.

Y tercero, y más importante, si te confías en la automatización y no revisas cada uno de los cobros que se efectúan en tus cuentas, eres más proclive a ser una víctima más del fraude electrónico.