Economía

Aumento de impuestos por los ayuntamientos

rebajas

La caída de la recaudación es un hecho que padecen todos los ayuntamientos del país, aunque de un modo desparejo. Ante esto, muchos han decidido aumentar las cargas impositivas de los bienes inmuebles subiendo el IBI (Impuesto a los Bienes Inmuebles) de un modo significativo.

El 50 % de los municipios de capitales de provincia (25 de 52) han subido este impuesto. Las subas son desparejas, pero en algunos casos superan el 5 %, lo que es bastante significativo.

El punto es la efectividad que tendrá la medida. La baja de la recaudación se corresponde con la baja del empleo y la crisis actual.

Subir la carga impositiva es pretender sacar lo más posible de donde ya no se puede sacar más. Tal vez lo que termine ocurriendo es que en lugar de aumentar la recaudación se consiga aumentar aun más la morosidad.

Parece que la falta de criterio crece en proporción a la crisis.