Economía

Aumenta el consumo, pero no el ahorro

ahorro

Cuando los recortes son muchos, los impuestos a pagar aun más, los salarios menores que hace unos años y las prestaciones al desempleo escasas, que el consumo aumente no puede hacer más que venir a la cabeza una pregunta básica. ¿De dónde sale el dinero que mejora los datos sobre compraventas?

Con una crisis demasiado larga a las espaldas y el pago ya saldado de parte de un millonario rescate bancario, los bolsillos de los españoles están más que resentidos. Sin embargo, la última encuesta del INE indica que el consumo vuelve a estar el positivo, eso sí, a consta de sacrificar un aspecto muy importante para las familias: el ahorro.

La renta un 3% más baja

No hace falta recurrir a ninguna encuesta, sino simplemente escuchar cualquier conversación entre un grupo de amigos: ahora se gana menos dinero, o mejor dicho, aunque se gane el mismo que hace unos años, la sensación habitual es que “da para mucho menos”.

Por ello, cuando el consumo refleja los mejores datos de toda la crisis e incluso, de antes del año 2000, la pregunta más lógica tiene, también, la respuesta más razonable. El ahorro de las familias ha caído y bastante, de hecho, no es solo que no se ahorre sino que se tiende a utilizar una parte del dinero retirado para cubrir las necesidades del mes a mes. Así la tasa de ahorro se registra en negativo, de hecho es de un 1.9% menos.

No hay dinero “de reserva”

Leyendo los datos sobre consumo, de hecho, los expertos advierten que el consumo ha aumentado es cierto, pero en bienes de primera necesidad y el la compra de productos que estaban en “mínimos” en los últimos años, sin embargo, grandes y medianas inversiones, que son las que favorecen a la economía se pagan mediante en uso de créditos, algo que no ayuda a la economía nacional.