Vivienda

Asumir responsabilidades, pero no mucho

Depositphotos_3857815_m

Los políticos en general y algunos en particular, siempre me dejan la sensación que antes muerto que asumiendo un error. Tal vez ese sea el peor error de todos, porque no hay forma de no equivocarse, es parte de la vida y es inevitable, el punto es ver que hacemos con nuestros errores. Y de hecho, la respuesta que tenemos a esas situaciones es lo que nos diferencia en algunos aspectos claves de la vida. En economía, ni hablar.

Cuando leímos que Alfredo Pérez Rubalcaba, el principal candidato socialista, había dicho que “deberíamos haber pinchado antes la burbuja inmobiliaria”, no pudimos evitar un cierto sentimiento de alegría. Alguien asumía un error  y esperamos que el resto de sus compañeros así lo hicieran. Pues así lo hicieron, pero de un modo que la verdad, arruinaron todo lo bien hecho.

La protagonista es Carmen Chacón, quien se sumó al concepto de que debió pincharse la burbuja mucho antes, el problema es que siguió hablando y dijo que la mencionada burbuja había sido “creada por la ley del suelo aprobada por pp y ciu”. Y otra vez la pelota a la casa del vecino, faltaba más.

Si, se debió pinchar la burbuja. Es más, no se la debió dejar crecer, no debió existir nunca y fue delante de sus narices que se generó y avanzó todo lo que pudo. Pero su nacimiento y crecimiento tiene mucho que ver con muchas más cosas que con la ley de suelos que casualmente otros votaron.