Economía

Aprende a utilizar tu tarjeta de crédito

lector de tarjetas chip & pin

Ante el endurecimiento de las condiciones para conseguir otras formas de financiamiento, las tarjetas de crédito se están convirtiendo en la única forma de crédito que muchas familias tienen. por ello, hoy más que nunca, conviene usarlas con inteligencia.

1. Una tarjeta de crédito no es más dinero
Es un préstamo disponible de saldo fijo, que genera no sólo intereses, sino también comisiones, por lo que conviene no solicitar una tarjeta cuyo límite que rebase nuestros ingresos mensuales.

2. Mejor débito

Si lo que nos mueve a solicitar y usar una tarjeta de crédito es la comodidad de no manejar efectiva, entonces hay que inclinarse por una tarjeta de débito, que no provoca intereses y es igualmente práctica. Una tarta de crédito puede llegar a costarnos un interés del 24% TAE (Tasa Anual Equivalente).

3. Paga mensualmente

Aunque no se puede evadir el pago de comisiones, si se puede limitar el pago de intereses pagando tus compras con la tarjeta antes de que se cierre el mes.

4. Evitar disponer de efectivo

Sacar dinero de los cajeros con una tarjeta de crédito es más caro. Las comisiones pueden llegar a los 2,90 euros. Evitar usar cajeros en el extranjero, especialmente si la moneda local no es euro o es diferente a la moneda en que tienes tu cuenta.

Fuente | Como Ahorrar Dinero