Finanzas

Apple la tiene cruda sin Jobs

Steve Jobs RIP

El día de ayer se anunció la muerte del cofundador y artífice mayor de Apple, Steve Jobs, a los 56 años. La muerte del ingeniero responsable de la mística de la empresa no podía haber ocurrido en una peor circunstancia: Apple está cercada por sus competidores, y no sabemos hasta que punto Tim Cook, el reemplazo elegido por Jobs y CEO de la empresa de la manzana, podrá afrontar airosamente los retos que implican su reinado en soledad.

Si quieres aprender sobre la filosofía de Jobs, ingresa a los cursos de finanzas, y entra por la puerta grande del mundo empresarial.

La muerte, tras larga enfermedad, de Jobs acontece en un momento de gran competitividad en el mundo de la informática, y en un instante en el que el dominio del sector a cargo de Apple se ve amenazado por varios frentes.

Telefonía. El indiscutible reinado del iPhone está bajo la mira de Google, cuyo sistema operativo Android especial para smartphones avanza en la predilección de los usuarios, con el bajo coste y la variedad de formatos como premisa.

Streaming. El que se adelantaba como un sector para ser tomado por Apple y sus dispositivos (con iPad e iPhone a la cabeza) está en riesgo, antes de que la empresa de la manzana consolidase su ingreso a la televisión. Netflix ha tomado todas las fichas en el sector, y se ve muy pero muy difícil que Apple pueda retomar terreno.

Tablets. A pesar de que el iPad de Apple ha ingresado con fuerza imbatible al mercado, no todo está dicho aún: falta ver qué aceptación tendrá el Fire de Amazon, un dispositivo con menos funciones que el iPad, pero a la sexta parte de su coste.

Son legendarias las presentaciones de los productos de Apple a cargo de Jobs, cuyo sentido cuasi religioso del diseño y la innovación siempre convencieron a clientes e inversores. Cook es más técnico, y carece de ese carisma