Economía

Apadrina un jugador

Football boots on the grass

La Crisis ha llegado al fútbol y afecta sobre todo a los pequeños equipos, esos que son cantera para los grandes clubes, donde se forjan las estrellas de mañana… y los traspasos millonarios. Aunque no figuren como una de las estrategias de inversión preferidas en los cursos financieros, los jugadores pueden ser una de las más rentables inyecciones de capital que puede ofrecer el mercado, con márgenes de ganancia alucinantes.

No es necesario convertirse en un cazatalentos o en un representante: aquí llega la iniciativa de la Cultural Leonesa para empresarios y particulares: Apadrina a un jugador.

Apadrina a un jugador ofrece participaciones sobre jugadores de la plantilla de la Cultural Leonesa a cambio de la explotación comercial y un 10% del capital generado por su traslado, en el caso de que ocurra.

Una estrategia del equipo para salir adelante después del desastre económico que supuso su descenso a la Tercera: antes los jugadores han cedido sus derechos de explotación publicitaria para recaudar fondos que permitan al equipo enfrentar el descenso administrativo de Segunda División B que sufrieron la temporada pasada temporada debido al impago a la plantilla.

El inversor que apadrine obtiene, además de la exclusividad de la promoción y explotación publicitaria del jugador elegido, el derecho sobre el 10 por ciento del monto que se pagase por su traslado: cada jugador posee una cláusula de rescisión de 300.000 euros.

Un establecimiento de hostelería de la capital leonesa ya apadrina a un jugador: por 12.000 euros, eligiendo al centrocampista belga Ben Liou Karim.

Sea como escaparate para una marca o como inversión a miras de un traspaso, la idea no deja de tener su atractivo.