Vivienda

Antes de comprar, inspeccionar (I)

Depositphotos_36998899_m

Cuando compramos un piso o vivienda nuevo, la promotora se hace cargo legalmente de los problemas constructivos que puedan aparecer, por un plazo de 10 años. Por lo tanto, cuando compramos una vivienda nueva, no suelen haber problemas, porque tenemos a quien reclamar.

Por supuesto que eso nos puede llevar mucho tiempo, dinero y desgaste personal. Ni hablar de las promotoras que cierran y ya no existen, ni hay forma de ubicar a los responsables, pero eso son situaciones muy especiales. Por lo tanto, aún en una vivienda nueva, hacerla ver por alguien que sepa (un arquitecto) puede ser una buena idea, aunque para algunos sea exagerado.

Los problemas suelen ocurrir con las viviendas de segunda mano, y la solución no es para nada simple.

Si hay daños que son visibles al momento de comprar, como una ventana rota, es responsabilidad del comprador, ya que compró algo con un daño evidente y visible.

El problema con los vicios ocultos.