Vivienda

Altamira provoca polémica en Galicia por los precios

Depositphotos_28903433_m

Altamira es la inmobiliaria del grupo Santander  y en este momento ha puesto a la venta unos pisos con precios muy rebajados en Lugo, Galicia. En si esto no debería ser un noticia, más bien un aviso publicitario de la inmobiliaria. El problema es que la rebaja ha sido de tal magnitud que ha despertado algo más que una polémica con los promotores de la zona. Veamos de qué se trata.

Los pisos en cuestión se encuentran en Barreiro, a unos 2 Km. de la playa. Es una urbanización con 76 pisos, que se llama Lúa  y los precios son muy llamativos. La gama va de los 19900 euros a los 31500 euros. En el primer caso son pisos de 35 metros cuadrados. La urbanización cuenta con piscina, zona de juegos para niños y jardín privado. A juzgar por las fotos en la Web de Altamira, el lugar es muy atractivo.

Claro que para Manuel Villamartín, presidente de Aprobar (asociación que nuclea a los promotores de la zona), las cosas no son para nada atractivas. Han encomendado a sus asesores legales estudiar el caso para ver si existe alguna clase de competencia desleal.

El punto es que esos pisos, en la realidad, hoy día valen eso. No se trata de que la competencia desleal se fundamente en el precio, porque por ese lado creo que no es posible avanzar en un caso como este. Tal vez los abogados encuentren como, pero la verdad es que dudo que se pueda hacer algo.

Pero, en realidad, lo más importante es que creo que tampoco corresponde hacer nada.

  • Trabajador de la Construcción

    Los pisos es imposible que valngan eso. Si construir a día de hoy está en torno a los 600 € por metro construido mas el valor del suelo mas gastos a mi no me salen las cuentas. Te digo lo que ha pasado: que mientras el promotor aun respirabva el Santander ha estado cobrando la amortización del préstamo mas los intereses, que a día de hoy no son un 3% ni un 4% ya te lo digo, y cuando pasado un año o dos sin ventas ese promotor se ha vistop obligado a entregar la promoción al banco, este ya había recuperado con creces la inversión, por lo que puede tirar los precios, hacerse buena publicidad y quedar como los buenos cuando son los auténticos destructores de la economía de este país. Son unos sinverguenzas sin escrúpulos que están arruinando muchas empresas serias y dejando en la calle a mucha gente del sector.