Vivienda

Algunos problemas con el alquiler con opción a compra

question point with rooftop

El alquiler con opción a compra es algo que puede ser muy conveniente para ambas partes, pero las cosas tienen que hacerse muy bien. En general se hace un contrato donde el inquilino entrega una suma que será más o menos el 10 % del valor del piso, paga un alquiler  y se compromete a que en un plazo predeterminado, comprará esa propiedad. La cantidad entregada más los alquileres son parte del pago de esa compra.

Si al finalizar el plazo el propietario no quiere vender, debe devolver el dinero entregado como adelanto. Si es el inquilino el que no quiere comprar, pierde esa suma.

Lo que ocurre con cierta frecuencia es que esa cantidad de adelanto es muy baja. Por ese motivo al inquilino no le importa mucho perderlo si tiene una opción de compra más atractiva. O sea, si la suma no es importante, no se siente tan obligado a concretar el negocio.