Vivienda

Algunos consejos antes de construir (II)

He aquí nuevos aportes que sumo a los ya compartidos en un post anterior. Los aspectos administrativos y económicos deben ser tenidos en cuenta en un primer plano de nuestras decisiones a la hora de construir.

Por aspectos administrativos nos referimos a todos los permisos requeridos y condiciones impuestas por los ayuntamientos, las cargas impositivas etc. Por supuesto que es imprescindible saberlos antes de empezar la obra, y entenderlos con toda claridad. De hecho, antes de comprar el terreno debemos saber cuáles son las condiciones locales, como por ejemplo, alturas máximas, retiros laterales, etc. Estos varían muchísimo de un lugar a otro y si los desconocemos podemos tener problemas realmente importantes.

En cuanto a las cargas impositivas, aportes y seguros, hay que asegurarse cuáles van por cuenta del propietario y cuáles por cuenta de la empresa constructora. Una vez en obra, hay que comprobar que esos aportes se estén haciendo en tiempo y forma.

En cuanto a lo económico en sí, la empresa nos presenta un presupuesto y una duración estimada de la obra. La experiencia dice que ambos cálculos suelen ser demasiado optimistas, y que dura más y sale más caro. Sin embargo, podemos ver la forma de ajustarnos lo más posible, estableciendo plazos y multas si no se cumplen. En este caso también, la validez de este tipo de contratos es variable en diferentes países, por lo tanto es importante asesorarse muy bien con un notario de confianza.

Por último me gustaría destacar algunas cosas cuando estamos definiendo qué casa es la que queremos. Tomar en cuenta nuestro estilo de vida, qué uso le damos a la casa, por ejemplo, si tenemos una vida social muy intensa o no; para definir la importancia que le daremos a los diferentes ambientes y los metros que les dedicaremos. La belleza, la practicidad y la seguridad tienen que encontrar un equilibrio, dando el máximo de nuestras posibilidades.

Imagen: materialesreal.com