Economía

Alemania quiere más

Famous euro sign in Frankfurt

El semanario alemán Der Spiegel ha revelado este fin de semana que el Gobierno germano no está satisfecho del todo con las políticas que se están llevando a cabo en los países más castigados por la crisis de la zona euro, y que así lo expresará en el borrador de su nuevo informe económico anual a principios del año que viene. Parece ser que lo que más le preocupa al ejecutivo de la canciller Angela Merkel es que, a pesar de haber dado pasos en la buena dirección, países como España, Irlanda, Portugal o Grecia no mejoran su competitividad ni a la de tres. Y es que Alemania pretende que los países periféricos reduzcan aún más sus costes salariales para potenciar esa tan deseada competitividad mediante la fórmula del despido, bajo la lógica de que sólo los trabajadores productivos mantienen su puesto de trabajo.

Sin embargo, hay también cierto positivismo en ese informe según cuenta Der Spiegel. Por ejemplo, Alemania sí está contenta de que los países europeos periféricos hayamos disminuido nuestros déficit presupuestarios, algo que siempre ha preocupado a nuestros vecinos alemanes. Asimismo, y debido al aumento de las exportaciones, se han reducido las balanzas de pagos por cuenta corriente tanto en España como en Portugal e Irlanda. La única excepción es Grecia, que aunque su balanza comercial ha mejorado, esto se ha debido al descenso de la demanda interna que ha frenado las importaciones.