Economía

Alcohol y tabaco no subirán con la reforma fiscal

alcohol y tabaco

La reforma fiscal puesta en marcha hace solo unos días y de la que se van conociendo muchas novedades a medida que se concretan, ha dado un giro a muchos pagos e impuestos de los ciudadanos de las empresas. Conceptos que se gravarán con menos impuestos y otros, que, para compensar, aumentarán sus porcentajes.

El alcohol y el tabaco han sido siempre muy “socorridos” a la hora de regular un poco las bajadas de impuestos en otros sectores, pero parece que, en esta ocasión no están en el punto de mira de la reforma.

La reforma fiscal no afecta a alcohol y tabaco

Solo desde enero de 2012, los fumadores han visto como la cajetilla de tabaco aumentaba su precio hasta en tres ocasiones, y algo similar a ocurrido con el alcohol, que se grava con los mismos impuestos especiales. En todas las loterías, la apuesta era a favor de que 2014 no dejaría estables los impuestos de estos los productos, pero, al menos de momento, parece que salvarán el verano sin aumentar de precio. O eso es lo que han anunciado desde el Ministerio de Hacienda.

Sobre un aumento pasado el periodo estival habrá que esperar a conocer los datos del último trimestre en recaudación, pues la última subida del tabaco no obtuvo los datos esperados y ello, a pesar de que España es un destino “para comprar tabaco y alcohol” por parte de los extranjeros.

Abriendo debate sobre drogas blandas y prostitución

Desde Hacienda han abierto además un nuevo tema a debate: considerar la legalización de drogas blandas y prostitución para poder recaudar los impuestos que deriven de estas actividades. Aunque está modificación está aun lejana, la intención de la Agencia Tributaria es que se empiece a crear debate sobre su legalización. Quienes están a favor de ello aseguran que, además de mejorar las arcas del Estado, ello podría repercutir de forma positiva en cubrir los gastos derivados de estas actividades y que, de todas formas existen.