Economía

Ahorrar en el Mundo Rico e Invertir en el Pobre

Seguimos pensando en formas de hacer dinero y sí que nos vienen muchas a la cabeza. Claro que una cosa es pensarlas y escribirlas y otra muy distinta es llevarlas a la práctica y luego además tener éxito o que nos vaya bien. Esto requiere elegir bien un emprendimiento y llevarlo a cabo con toda la disposición y dedicación del mundo, tiempo y mente que requiere.

Una idea que hemos estado visualizando y que mucha gente practica con buen suceso es el viajar a países en los cuales sea posible ahorrar un dinero, que tenga una moneda fuerte como el dólar, el euro o la libra esterlina y luego invertir ese dinero en un país donde exista una moneda frágil en relación con la cual traigamos y con rubros en los cuales nuestro dinero sea una buena cantidad que nos permita invertir y sacar un buen rédito en el mediano plazo.

Por ejemplo, si nos vamos a trabajar a Inglaterra y por supuesto, mantenemos una conducta específica para lograr nuestro objetivo. Esto es, ir con la única idea de ahorrar un buen dinero, sin gastar nada más que lo imprescindible.

Es más, vamos a intentar no gastar en nada que no lo requiera, por ejemplo, si tenemos un conocido o amigo que nos pueda recibir unos meses en su casa pues mejor ya que nos ahorraremos un buen dinero en la renta.

Otra cuestión fundamental es tener la documentación en regla, si queremos trabajar en Inglaterra pues tenemos que disponer de una ciudadanía europea.