Economía

Ahorra sin seguir el destino de cada euro

Saving money

Uno de los consejos habituales de los gurús de las finanzas es llevar un registro pormenorizado de cada centavo que se gasta. Se recomiendan estrategias para realizar esta tarea y programas para hacer constar cada euro y su destino. De esa manera, se sugiere, las finanzas personales estarán en su mejor forma.

Sin embargo, y como anotan en Get Rich Slowly, este método no garantiza una mejora en la forma de administrar el dinero ni de gastarlo. De hecho, reconocen que las diferencias de presupuesto entre alguien que no realiza un inventario de sus gastos y alguien que si lo hace no es significativa.

Lo que sí influye en la forma en que nos relacionamos con nuestro dinero es “gastar con consciencia”. Un ejercicio que se ubica entre los más importantes para conseguir ahorro, un uso adecuado del dinero y un control de los gastos.

¿En qué consiste? El gasto consciente es muy sencillo: hay que detenerse un momento antes de pagar cualquier suma, por pequeña que sea, y preguntarse si el gasto es necesario, si puede hacerse en condiciones más favorables, y si obtendremos lo que deseamos por nuestro dinero.

Antes que contabilidad, conciencia.