Economía

Ahorra gasolina mientras conduces (II)

Gas refuel station

 Arregla tu coche

En primer lugar, elimina cualquier peso extra. Desde soportes para bicicletas o equipajes en el techo hasta el innecesario contenido del portaequipajes. Sólo necesitas la rueda de repuesto, la caja de herramientas y poco más para ir por los caminos.

Revisa los neumáticos. Si no están debidamente hinchadas, ofrecerán una resistencia que a)desgastará el dibujo de la goma y b)supondrá una mayor esfuerzo del motor. Sin embargo, no te vayas al extremo: hincharlas en exceso puede resultar muy riesgoso.

Pon a punto el motor. Revisar y ajustar todos los puntos débiles de tu motor es, sin duda, la mejor estrategia para que rinda al 100%, no realice una combustión excesiva, ni esfuerzos que a la larga conduzcan a mayor contaminación y menor rendimiento.

No escatimes en aceite. Un motor sin una lubricación adecuada padece de un mayor esfuerzo, quema más combustible, y se desgasta más sensiblemente, reduciendo en un 50% su vida útil.

Continúa | Ahorra gasolina  mientras conduces (III)

Primera parte | Ahorra gasolina  mientras conduces

Fuente | Wired