Empresas

Abre una empresa que proporciona mujeres para el gamer solitario

a man posing and a blonde woman hidden behind a tree watching him in secret

¿Cansado de que te vean como una baja forma de vida incapaz de la interacción social y de abandonar la virginidad? ¿Jugar con tus colegas está bien, pero de vez en cuando quisieras ese extra, esa sublimación del deseo que significa jugar contra alguien del sexo opuesto? ¿Harto de buscar chicas que compartan tus pasiones sin éxito? La solución ha llegado. Sólo necesitas unos seis euros por cada diez minutos de partida.

El servicio Game Crush (cuyo nombre combina las que, ya lo sabemos, las dos grandes pasiones del jugón: el juego y el enamoramiento) proporciona al gamer romántico la posibilidad de “jugar contra una hermosa mujer” en Xbox Live (8,25 dólares por cada 10 minutos) y en juegos online (6 dólares la sesión de 10 minutos).

Con un catálogo de fotos en los que la frase “en gusto se rompen géneros” es más cierta que nunca, GameCrush es ciertamente un modelo de negocio a considerar en castellano: la “gamedate” (“juegocita”) se da a través de una webcam, y el feliz jugón puede calificar a su oponente tras la partida en “caliente, buena jugadora o coqueta”.

GameCrush está reservado a mayores de 18 años, y sus 1.200 jugonas se clasifican en dos alternativas, según el gusto personal: Coquetas o Sucias.

Lo aseguramos: WOW nunca será lo mismo.

Fuente: Kotaku